La sombra de Jung en las organizaciones

Estándar

Carl Gustav JungUna de las ideas más interesantes de Carl Gustav Jung fue el concepto de “La Sombra“. Jung denominó como el arquetipo de “La Sombra” a todos los aspectos ocultos o inconscientes del individuo, tanto positivos como negativos, que éste concientemente ha reprimido o nunca ha reconocido para sí. Decía, que “la sombra representa cualidades y atributos desconocidos o poco conocidos del ego tanto individuales (incluso conscientes) como colectivos. Cuando queremos ver nuestra propia sombra nos damos cuenta (muchas veces con vergüenza) de cualidades e impulsos que negamos en nosotros mismos, pero que podemos ver claramente en otras personas.

En su mayor parte, la sombra se compone de deseos reprimidos e impulsos incivilizados que hemos excluido de nuestra auto imagen, es decir de cómo nos vemos a nosotros mismos. Estas motivaciones son percibidas como moralmente inferiores para el “ideal” de lo que creemos que somos, por lo que también depositamos en la sombra fantasías y resentimientos. De esta manera, la sombra abarca en general todas aquellas cosas de las cuales uno no se siente para nada orgulloso. Es algo así como la cochambre que barremos debajo de nuestra alfombra conciente. Estas características no reconocidas en uno, a menudo se perciben en los demás a través del mecanismo de proyección, el cual consiste en observar las propias tendencias inconscientes en otras personas. Debido a la dificultad de reconocer y aceptar nuestra propia sombra, este mecanismo de proyección es una de las formas más recurrentes y negativas de no trabajar los propios defectos y adjudicar éstos sólo a los demás.

Sombra

El ser humano proyecta, en un mal anónimo que existe en el mundo exterior, todas las manifestaciones que salen de su sombra, porque tiene miedo de encontrar en sí mismo la verdadera fuente de toda desgracia. Todo lo que el ser humano rechaza pasa a su sombra que es la suma de todo lo que él no quiere, pero debe ocuparse en forma muy especial de estos aspectos, pues al rechazar en su interior un principio determinado, cada vez que lo encuentre en el mundo exterior desencadenará en él una reacción de repudio. Sumado a esto, la sombra está expuesta a contagios colectivos, debido a que el individuo es seducido por el anonimato del grupo y se deja llevar por la masa desenfrenada, en esta masa anónima, la personalidad puede expresar lo reprimido o sus aspectos no reconocidos bajo el amparo y aprobación del grupo.

El emprender este difícil camino de enfrentar, reconocer, integrar y trabajar con nuestra sombra es necesario para el conocimiento y realización total de uno mismo, proceso al que Jung denominó el proceso de individuación. La confrontación de la conciencia con su sombra es una necesidad terapéutica y, en realidad, el primer requisito para cualquier método psicológico completo. Vale la pena pasar por este proceso de llagar a un acuerdo con “El Otro” que hay en nosotros, porque así logramos conocer aspectos de nuestra naturaleza que no aceptaríamos, que nadie nos mostrará, y que nosotros mismos jamás admitiríamos.

Enfrentarse a la sombra contempla trabajar e integrar ambos lados: aquellas cualidades y actividades de las cuales uno no se enorgullece, y nuevas posibilidades que uno nunca supo que estaban ahí. Cuando aprendemos a reconocer nuestra sombra y a vivirla un poco más, nos volvemos más accesibles, naturales, y humanos, nos integra al grupo y dejamos de estar sobre él, para ser humanos entre humanos en una relación natural.

El sistema de JungAhora bien, qué tiene que ver todo esto con las organizaciones. Creo que mucho. No tengo idea si alguien ya formuló una extrapolación del principio de la sombra a la creación del imaginario consciente y el propio funcionamiento de las organizaciones, aunque estoy seguro que sí. No obstante, me tomaré la libertad de hacer una interpretación libre sobre la cuestión:

Todas las organizaciones reflejan y desarrollan su accionar, a través del diseño de ciertas referencias direccionales, usualmente definidas por la misión corporativa y la visión que éstas imaginan del futuro, lo cual se concretiza en la ejecución de objetivos y metas mediante las acciones corporativas. Es a partir de esas referencias direccionales, donde quedan plasmadas y sintetizadas las expectativas, motivaciones e intencionalidades que suponen dar razón de existencia a la propia organización y desde donde se construye concientemente el ethos corporativo, es decir lo que podríamos definir como la conciencia de la organización. Pero ¿qué sucede cuando el propio accionar de la organización comienza a alejarse de ésas referencias, al punto en que las acciones que ésta ejecuta reflejan lo opuesto que prescriben sus referencias? Es allí donde aparece el arquetipo de la Sombra.

Por ejemplo, bien podría suceder que una organización asumiera como parte de su propia visión la defensa de la equidad y la igualdad en relación con su mundo circundante y, sin embargo, en su interior se geste una cierta cultura de la arbitrariedad que refuerce y hasta promueva acciones injustas hacia quienes desempeñan, en ella, una actividad. Entonces, la organización, si bien tiene incorporado concientemente en su ethos una visión por demás loable acerca de cómo ésta se planta frente al mundo, termina operando (internamente) según patrones (digo yo, pseudo inconscientes) basados en un accionar injusto. En este caso, creo yo que la organización estaría actuando al amparo de su Sombra, la cual no desea ver ni asumir para sí.

Una organización es un agente o actor que obra por la acción coordinada de otros agentes que la operan y se proyecta al mundo mediante esas acciones. Teniendo los actores que la operan sus propios complejos conciente-inconciente y sus propias Sombras, no resulta descabellado imaginar que dichas sombras pudieran proyectarse sobre las acciones de la organización, dando lugar a una suerte de Sombra Colectiva que yace en el inconciente de la organización no declarado en su propio ethos corporativo. Entonces, como los individuos, también las organizaciones son hijos y padres de sus propias acciones (unas veces concientes y otras no tanto) y por eso son factibles de ser analizadas en términos del arquetipo de la Sombra.

Sería bueno que alguien con más conocimientos sobre la materia aclare si este argumento tiene algun asidero.

A modo de regalo, les dejo con una excelente reseña de la vida y las principales ideas de la psicología analítica de Carl Gustav Jung.

Boton para agregar esto a favoritos socialesAgregar este boton de agregadores

About these ads

35 comentarios en “La sombra de Jung en las organizaciones

  1. Estos dias estoy leyendo a Marie-Louise Von Franz, una alumna de Carl Jung. Es una mujer fantastica.

    Esta sombra, a nivel individual, yo la veo muy claramente en mis pesadillas. Aparece mi sombra, que es tambien, supongo, mi lado oscuro. Esta sombra es mi intolerancia, por ejemplo, que veo reflejada en los otros y que asumo en mí pero que me ha costado mucho asumir. O mi rabia, que no quiero asumir, y se me aparece en forma de asesino en mis pesadillas. Esta rabia, que está en mi sombra, yo siempre la ví en mi madre. Y nunca la ví en mi. Gracias a mis pesadillas, que son tambien mis aliadas, puedo entenderla y aprender de ella, aceptarla en mí, como un defecto que tengo que iluminar.

    Si una corporación está constituida por seres humanos con sombras, es evidente que será una corporación o grupo con muchas sombras. Uno actua desde el inconciente, cuando no es conciente. Lo que hay que hacer es transformarse en un ser conciente. Esto si que cuesta. Pero gracias a hombres como Jung podemos emprender este camino tan interesante que es el de la conciencia.

    Un beso,

  2. daniel

    la sombra como lo describen en un par de parrafos ameritan un poco mas de profundidad o mis observaciones son inconclusas y por ello pediria disculpas, la sombra desde este punto de vista simula una conducta oculta que representa estados anonimos y espectrales, seria dificil reconocer la sombra como algo palpable desde el punto que conlleve a un sumergir de estados placenteros y equivocos. esta sombra constituye la ideas recogidas en ideas que se desarrollan en un parentesco real y que se venefician de las abstracciones para ser penetradas en una conciencia simbolica. es asi como se destaca la frialdad conque llegan siendo asi sombras que acompañan pero que no se reconocen por su forma.

  3. Buen artículo y me parece muy interesante hacer ese tipo de análisis, desde la psicología sistémica también.

    Desde mi punto de vista la sombra esta arraigada en la naturaleza humana, desde el hombre de a pie hasta los dueños del mundo. Como decía Wilhem Reich el problema básico del ser humano es un problema de la estructura de su personalidad, es un problema psiquiátrico. Me gustaría analizar entonces más allá de lo individual, o partiendo de esto como se proyecta al orden criminal del mundo

    Hago una entrada en mi blog copiando el principio de tu artículo, linkeándolo y dando después mi análisis personal del asunto, se llama “La sombra colectiva/ el orden mundial y Carl Jung

    http://javierdelaribiera.blogspot.com/2008/04/la-sombra-colectiva-el-orden-global-y.html

    un saludo

  4. Anónimo

    El encuentro con la sombra constituye el proceso más importante que puede emprender el ser humano, pues, en realidad, al encarar con las cuestiones que rechazamos porque nos parecen repudiables, nos estamos reconociendo ya no como seres especiales sino como lo que verdaderamente somos, seres como cualquier otro, y por lo tanto ya no vivimos en la nube artificial de vanidoso aislamiento. Somos más identicos de lo que en realidad creemos; tenemos todas las cualidades buenas y malas dentro de nosotros, y todos compartimos esto, no hay, no puede haber motivo para sentirnos orgullosos ni avergonzados. Ir a encararnos directamente con la sombra elimina, aniquila irremediablemente el ego. Conocer esto es de por sí, ya muy liberador.

  5. Alejandro Vaccari

    Si estás investigando como yo en tu propia sombra, es porque ya estás entrando en el proceso; no es fácil, se piadoso contigo y tómate el tiempo que sea necesario. Hay mucha oscuridad, mucho miedo, también mucha creatividad, espontaneidad y por sobre todo “encontrarnos a nosotros mismo” reconciliar de una vez ésta bendita e insoportable levedad de Ser. Valdrá la pena! Vamos a por ello!

  6. La luz como esencia de la belleza y su aliada compañía, que siempre fue el enigma de la sombra…

    La mirada hacia uno mismo, la reflexión entre lo real y lo imaginario, la comunicación entre el ser y la desaparición de nuestro ego.

    Ese enfrentamiento a la desaparición de la existencia viva… La sombra es la proyección de nuestro ser transformando que nos acompaña continuamente y que en cierta manera tiene vida propia. ¿Quien no se ha asustado alguna vez de su propia sombra? Es el terror de la conciencia de la existencia….

    nota:
    Dejo mi vision plástica en la expoción para la que estoy trabajando en Veracruz.(mexico) “el misterio de la sombra”

  7. Annabel

    hola,
    quería compartir con vosotros, que el momento mejor de mi vida y el que mejores frutos ha traido, fue aquel día en el que “perdí la dignidad”, y me pude descabalgar de frases hechas y me dije la verdad, tal cual. Después de aquel día mi vida no volvió a ser igual, ahora me veo tal cual y puedo aceptarme sin montarme estrategias inconscientes.

  8. Rodolfo Sumoza Natarén

    Andrés: Yo también estoy en el asunto. Antes de leer a Jung imaginé la sombra como un cuarto oscuro (nuestro inconciente) donde todos nuestros fantasmas, fobias, vicios, traumas, todo lo que mi conciencia reprimía, estaban prisioneros y pugnaban por salir, gritando cada cual su verdad, y muchas veces, sorprendiendo a la conciencia al responder al mundo exterior antes que ella. Igual que el material conductor opone una resistencia al paso del voltaje, los habitantes del cuarto oscuro (la sombra) se oponen también a lo que Adler llama nuestra ficción rectora, ubicada en el extremo opuesto, en nuestra conciencia, como el paradigma o ideal que guía nuestras vidas. Creo que el proceso de individuación es alcanzado de modo natural por muchas personas de la tercera edad que no saben una jota de todo esto. La sabiduría de la vejez. Muy amplio todo esto. Un abrazo.

  9. Armandaro

    Entiendo que, entonces, hay que revivir al “muerto” para que se le pueda dar la muerte definitiva, es así? Hacer de los extremos multiples la Gran Unidad, el Androgino Primordial! Está en sintonia con Krishnamurti en su libro: “La Libertad Primera y Ultima” Ed. Planeta., Jiddu Krishnamurti. Creo que la “trompeta” del Dr. Jung está llamando a la individuacion del hombre y por ende a la colectiva tambien. Pareciera que el escenario del último acto de la Gran Obra se está montando en el mundo para lograr esa azaña, la del hombre perfecto, hombre-dios, del ser unificado mediante el conocimiento de sí mismo, aceptación e integracion de todos sus componentes psicológicos…..”……Y cuando suene la Trompeta, no todos nos salvaremos, pero todos seremos cambiados…” Alguna epistola de San Pablo. Saludos Cordiales!

  10. Elisa Navarro

    La sombra, tal como la palabra lo dice, es eso eso. Cuando caminamos el sol refleja nuestra sombra, nosotros podemos identificarla rápidamente y sabemos que es sólo eso, una sombra,. No somos nosotros. Sin embargo Porque en nuestra vida diaria nos cuesta tanto separar esa sombra, de los que realmente somos!!!! Nos creemos la sombra en muchas ocasiones y por eso con demasiada frecuencia dejamos ver de manera solapada nuestra aspectos mas ocultos, nuestras ansiedades y pensamientos. Creemos que los ocultamos, pero no es así. Somos más que eso y debemos buscar y expresar nuestra verdadera naturaleza.

  11. Eleonor Guerrero

    Hola! me parece sensacional este comentario y creo que el proceso de individuaciòn, es claro, al enfocar Carl G Jung, que el trabajo para cualquier ser humano. Es pulir la sombra (ego) ya que este es sòlo un sirviente del ser (espìritu),, estos dos se vuelven un espejo, y el trabajo es individual”. Y a nivel colectivo es son los arquetipos, todas las cosas externas que nos enseñan en la casa , en la escuela , los amigos y la sociedad en general,, pulir el alma. Y ser libre. Ese es el trabajo.

  12. Anónimo

    Yo entiendo la sombra no como un inconciente, mas bien es un conciente negado, es decir, lo que podemos ver en otros y que no nos agrada, eso somos nosotros pero no somos capaces de aceptar.

  13. Anónimo

    Tu articulo que leí por pura curiosidad buscando informacion sobre el concepto de la sombra, cayo como decimos en mi tierra “como anillo al dedo”. Hago parte de una organizacion no gubernamental que trabaja justamente por la equidad de las mujeres y leyendo tu ejemplo encontré la clave para entender la sombra que nos habita pese a nuestros nobles ideales. Mil gracias

  14. Undeniably believe that which you stated.
    Your favorite justification seemed to be on the net the
    easiest thing to be aware of. I say to you, I
    definitely get annoyed while people consider worries
    that they plainly don’t know about. You managed to hit the nail upon the top and defined out the whole thing without having side effect , people can take a signal. Will probably be back to get more. Thanks

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s