Einstein, retrato de un Ser (en 40 frases)

Estándar

Hay dos formas de ver la vida: una es creer que no existen milagros, la otra es creer que todo es un milagro.

Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.

La única cosa realmente valiosa es la intuición.

La luz es la sombra de Dios

Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber.

La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.

Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro.

El que no posee el don de maravillarse ni de entusiasmarse más le valdría estar muerto, porque sus ojos están cerrados.

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

Todo debe simplificarse hasta donde sea posible, pero nada más.

¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.

Muchas son las cátedras universitarias, pero escasos los maestros sabios y nobles. Muchas y grandes son las aulas, más no abundan los jóvenes con verdadera sed de verdad y justicia

La ciencia no es más que un refinamiento del pensamiento cotidiano.

Lo más incomprensible del Universo, es que sea comprensible.

Un hombre debe buscar lo que es y no lo que cree que debería ser.

La emoción más hermosa y más profunda que podemos experimentar es la sensación de lo místico. Es el legado de toda ciencia verdadera. Aquel al que su emoción le es conocida, que ya no se pregunta ni está en estática reverencia, vale tanto como si estuviera muerto. Tener el conocimiento y el sentimiento de que lo que es impenetrable para nosotros realmente existe, que se manifiesta en la suprema sabiduría y en la más radiante belleza que nuestras torpes facultades sólo pueden comprender en sus formas más primitivas, está en el centro de toda verdadera religiosidad.

El admitir que existe Algo en lo cual no podemos penetrar; el pensar que las razones más profundas, que la belleza más radiante que nuestra mente pueda alcanzar, son sólo sus formas más elementales de expresión; ese reconocimiento, esa emoción, constituye la actitud verdaderamente religiosa. En ese sentido yo soy profundamente religioso.

La Ciencia es una tentativa en el sentido de lograr que la caótica diversidad de nuestras experiencias sensoriales corresponda a un sistema de pensamiento lógicamente ordenado.

La ciencia sin religión está coja y la religión sin ciencia está ciega.

Lo importante es no dejar de hacerse preguntas.

El mundo no está amenazado por las malas personas sino por aquellos que permiten la maldad.

Una universidad es un lugar donde la universalidad del espíritu humano se manifiesta.

La realidad es simplemente una ilusión, aunque muy persistente.

Soy lo suficientemente artista como para dibujar libremente sobre mi imaginación. La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado. La imaginación circunda el mundo.

Un ser humano es parte de un todo, llamado por nosotros universo, una parte limitada en el tiempo y el espacio. Se experimenta a sí mismo, sus pensamientos y sentimientos como algo separado del resto… algo así como una ilusión óptica de su conciencia. Esta falsa ilusión es para nosotros como una prisión que nos restringe a nuestros deseos personales y al afecto que profesamos a las pocas personas que nos rodean. Nuestra tarea debe ser el liberarnos de esta cárcel ampliando nuestro círculo de compasión para abarcar a todas las criaturas vivas y a la naturaleza en conjunto en toda su belleza.

La religión del futuro será cósmica. Una religión basada en la experiencia y que rehuya los dogmatismos. Si hay alguna religión que colme las necesidades de la ciencia esa sería el Budismo…

No todo lo que cuenta puede ser contado y no todo lo que puede ser contado cuenta.

Hasta donde la ley de las matemáticas se refiere a la realidad, esta no es exacta; y cuando las leyes de la matemática son exactas, estas no se refieren a la realidad.

La palabra progreso no tiene ningún sentido mientras haya niños infelices.

No podemos resolver problemas usando la misma conciencia que los creo.

Si supiese qué es lo que estoy haciendo, no le llamaría investigación, verdad?.

Pon tu mano en un horno caliente durante un minuto y te parecerá una hora. Siéntate junto a una chica preciosa durante una hora y te parecerá un minuto. ESO es la relatividad. La gravitación no puede ser la causa de que la gente se enamore.

No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicarselo a tu abuela.

Lo único que interfiere con mi aprendizaje es mi educación.

El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad.

Es un milagro que la curiosidad sobreviva a la educación reglada.

La formulación de un problema, es más importante que su solución.

Vivimos en el mundo cuando amamos. Sólo una vida vivida para los demás merece la pena ser vivida.

Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos.

El sentido común no es más que un depósito de prejuicios establecidos en la mente antes de cumplir dieciocho años.

Respondiendo al estres y el riesgo

Estándar

Hace muy poco salió en la revista The Economist un breve artículo que habla del problema que puede resultar trabajar en condición de estres.

Según cuenta el texto, los operadores de los mercados financieros tienden a ser renuentes a perder el dinero y por eso tienen una mayor propensión a asumir grandes riesgos para evitarlo. Si uno le da a una persona promedio un 90% de posibilidades de ganar un poco de dinero o un 10% de posibilidades de ganar mucho, lo más probable es que tome la opción que le ofrece al menos un poco de dinero en efectivo. Pero si le ofreces un 90% de probabilidad de perder un poco de dinero o un 10% de probabilidades de perder mucho, tenderá a optar por esta última. Un reciente estudio revela que el estrés agrava esto.

Anthony Porcelli y Mauricio Delgado, dos psicólogos de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, se propusieron analizar las respuestas frente al riesgo financiero en condiciones de tranquilidad y de estres, y por lo visto encontraron conductas muy diferenciadas. Según cuentan en el artículo publicado recientemente: Acute stress modulates risk taking in financial decision making. (2009). Psychol Sci. Mar;20(3):278-83, la gente toma decisiones a menudo que son sensibles a las diversas demandas ejercidas por el medio ambiente, dando lugar a condiciones de estrés. Porcelli y Delgado estaban interesados en comprender la interacción entre una situación creada por un ambiente estresante y cómo las decisiones se realizan en estos entornos. Para ello realizaron un experimento que analizó el impacto de la exposición al estrés agudo en la toma de decisiones financieras y examinar la particular influencia del estrés sobre las decisiones.

Según mostraron, los participantes en las elecciones exhibieron un fuerte efecto de reflexión/analítica cuando los participantes eran sometidos a un menor estrés. Según ellos, esto sugiere que el estrés modula la asunción de riesgos, exacerbando potencialmente el sesgo de comportamiento en la toma de decisiones riesgosas, tornando el contexto estresante en algo potencialmente perjudicial, no sólo para la persona, sino también para los objetivos que se le plantean al tomador de decisiones.

En la Bolsa, por ejemplo, los operadores del mercado suelen tomar decisiones financieras al segundo sometidos a intensas condiciones de estres: ambientes ruidosos, gritos, presión por el ritmo bursatil y un clima social muy tenso. Esta situación de contexto puede afectar el juicio de los operadores llevándolos a tomar decisiones con un mínimo de reflexión.

En el experimento que realizaron, sometieron a un grupo de estudiantes a participar en unos juegos de azar. Para estimular el estrés, una fracción de los jugadores debieron jugar colocando parte de uno de sus brazos en agua muy fría. Los estudiantes se enfrentaron a decisiones financieras que variaron tanto en el grado de riesgo y la cantidad de dinero que podrían ganar o perder. Podían elegir entre, digamos, un 80% de posibilidades de perder 0.75 dólares y un 20% de posibilidades de perder 3 dólares o un 80% de posibilidades de ganar 0.75 dólares y un 20% de posibilidades de ganar 3 dólares.

Los psicólogos citados encontraron que la exposición al agua al punto de congelación, situación considerada estresante, llevó a los participantes a elegir las decisiones más arriesgadas cuando se trataba de decidir entre atenuar una pérdida o tener una gran pérdida. El caso contrario se cumplió con las ganancias. Según el artículo, una posible explicación de este efecto podría ser que el cerebro humano tiene dos maneras de ver el mundo, una analítica y otra intuitiva. El enfoque analítico es más fácil de perturbar por los estímulos externos como, por ejemplo, cuando se está en condiciones de estrés. El enfoque intuitivo prima en estos contextos pues recorta el universo de posibilidades al quedar las decisiones sujetas a la deliberación supraconsciente.

Los operadores financieros profesionales con muchos años de experiencia suelen tomar decisiones razonables cuando se ven obligados a responder a situaciones de estrés ya que sus intuiciones están muy bien y finamente sintonizadas, producto de la experiencia acumulada. Por lo tanto, el aumento de estrés no interrumpe la calidad de sus actividades en tanto las circunstancias no sean demasiado inusuales como para perturbar su intuición.

Lo preocupante es que hoy vivimos en un contexto nuevo, un verdadero cambio de época en que se derrumban muchas supuestas verdades asumidas por todos. Como resultado de ello, no sólo opera un altísimo nivel de estrés sobre todo el mundo, sino que nos hemos comenzado a mover en un nuevo escenario plagado de disrupciones, perturbaciones y situaciones críticas que nos desorientan, perturbando nuestra capacidad de contextualización analítica. Como consecuencia de ello, no sólo los operadores de mercados intradiarios, sino todas las decisiones pueden apuntar a que incrementemos nuestra propensión a asumir mayores riesgos para evitar más pérdidas, lo que a la postre puede ser mucho más dañino.

Fuente: The Economist

¿Qué está pasando ahora?

Estándar

Si…, cierto, es una publicidad y está en inglés, pero me gustó esa presión dinámica que el video le impone a la simutaneidad. Se basa en un excelente widget que Sprint montó hace tiempo que pueden visitar aquí y que te muestra lo que sucede en tiempo real.


Ojala lo disfruten (dura 1 minuto, 1 segundo):


Fuente: Comunicación privada de mi amigo Nicolas Novoa.

Los 14 preceptos de Thich Nhat Hanh

Estándar

Me encantaron los preceptos que transcribo a continuación realizados por Thich Nhat Hanh. Lo interesante de los mismos es que hay un claro carácter que podríamos definir como negador en el sentido de que para tener una vida plena no se trata de un hacer en dirección al acto, sino del deshacerse del mismo. Ello se debe a que todos los preceptos comienzan con una negación que en sí se torna afirmación. Para quienes avalamos el camino de la filosofía budista es probable que no encontremos ningún problema en entender esta idea ya que, tal como lo prescriben sus prácticas y enseñanzas, es en la ilógica vastedad de vacío donde yace la totalidad del Ser. El otro día mi querido amigo Ricardo García Huidobro contaba la historia de un niñito que le decía a su madre-:

- “Mamá Yo te quiero Nada, porque eso es Mucho más que el Infinito

Sabiduría, poesía, exacta matemática, física a límite del horizonte metodológico. La totalidad en la nada. Acaso no era eso lo que tanto predicaba mi querido Jorge Luis Borges. Elucubraciones más, elucubraciones menos, les dejo estos exquisitos preceptos, casi un manifiesto. Frases para leer, pensar, mastigar y asimilar. Sepan disfrutarlos:

No seas idólatra ni te ates a ninguna doctrina, teoría o ideología, incluso a las Buddhistas. Todos los sistemas de pensamiento son medios de guía; no son la verdad absoluta.

No creas que el conocimiento que tienes en este momento es la verdad inmutable, absoluta. Evita ser de mentalidad estrecha y atarte a los puntos de vista presentes. Aprende y practica el desapego de los puntos de vista para estar abierto a recibir los puntos de vista de los demás. La verdad se encuentra en la vida y no meramente en el conocimiento conceptual. Prepárate para aprender a través de toda la vida y a observar la realidad en ti mismo y en el mundo en todo momento.

No fuerces a los demás, ni siquiera a los niños, por ningún medio en absoluto, a adoptar tus puntos de vista, ya sea por autoridad, amenaza, dinero, propaganda o incluso educación. Sin embargo, por medio del diálogo compasivo, ayuda a los demás a renunciar al fanatismo y la estrechez.

No evites el contacto con el sufrimiento ni cierres tus ojos ante el sufrimiento. No pierdas la conciencia de la existencia del sufrimiento en la vida del mundo. Encuentra maneras para estar con aquellos que están sufriendo por todos los medios, incluyendo el contacto personal y las visitas, imágenes, sonido. Por tales medios, despierta tú mismo y a los demás a la realidad del sufrimiento en el mundo.

No acumules riqueza mientras millones están hambrientos. No tomes como el objetivo de tu vida a la fama, el provecho, la riqueza o el placer sensual. Vive simplemente y comparte el tiempo, la energía y los recursos materiales con quienes están en necesidad.

No mantengas ira u odio. Tan pronto como surgen la ira y el odio, practica la meditación sobre la compasión para comprender profundamente a las personas que han causado ira y odio. Aprende a ver a los otros seres con los ojos de la compasión.

No te pierdas en la dispersión y en el ambiente que te rodea. Aprende a practicar la respiración para recuperar la compostura del cuerpo y la mente, para practicar la atención, y para desarrollar la concentración y la comprensión.

No pronuncies palabras que puedan crear discordia y causar ruptura en la comunidad. Haz todos los esfuerzos para reconciliar y resolver todos los conflictos, aunque sean pequeños.

No digas cosas falsas por el bien del interés personal o para impresionar a las personas. No pronuncies palabras que causen desviación y odio. No difundas noticias que no sabes si son ciertas.

No critiques o condenes cosas de las que no estás seguro. Habla siempre verdadera y constructivamente. Ten el valor de hablar sobre situaciones de injusticia, aun cuando hacerlo pueda amenazar tu propia seguridad.

No uses a la comunidad Budista para ganancia o provecho personal, ni transformes tu comunidad en un partido político. Una comunidad religiosa debe, sin embargo, tomar una actitud clara contra la opresión y la injusticia, y debe esforzarse por cambiar la situación sin engancharse en conflictos partidarios.

No vivas con una vocación que sea dañina para los humanos y la naturaleza. No inviertas en compañías que priven a los demás de su oportunidad de vivir. Elige una vocación que ayude a realizar tu
ideal de compasión.

No mates. No permitas que otros maten. Encuentra todos los medios posibles para proteger la vida y prevenir la guerra.

No poseas nada que debería pertenecer a los demás. Respeta la propiedad de los demás pero evita que los demás se enriquezcan con el sufrimiento humano o el sufrimiento de otros seres.

No maltrates a tu cuerpo. Aprende a manejarlo con respeto. No veas a tu cuerpo sólo como un instrumento. Preserva las energías vitales (sexual, respiración, espíritu) para la realización del Camino. La expresión sexual no debería ocurrir sin amor y compromiso. En las relaciones sexuales, sé conciente del sufrimiento futuro que pueda causarse. Para preservar la felicidad de los demás, respeta los derechos y compromisos de los demás. Sé plenamente conciente de la responsabilidad de traer nuevas vidas al mundo. Medita sobre el mundo al cual estás trayendo nuevos seres.

No creas que yo siento que sigo todos y cada uno de estos preceptos perfectamente. Sé que fallo de muchas maneras. Ninguno de nosotros puede cumplir plenamente cualquiera de ellos. Sin embargo, debo trabajar hacia una meta. Esta es mi meta. Ninguna palabra puede reemplazar a la práctica, sólo la práctica puede hacer a las palabras.

Fuente: Vistos en el blog de Mentor 66

¿Cuestión de estilo? El Liderazgo Humanista

Estándar

Como saben alimento este blog como nutro mi espíritu. Además de escribir entradas me gusta actuar como caja de resonancia de todo aquello con lo que sintonizo. Este es uno de los casos. A continuación les ofrezco un excelente artículo realizado por Blog de Manolo Sangoquiza al que no le falta ni sobra una palabra. Saben que me encanta adornar el texto con imágenes. En este caso le agregué al post las excelentes imágenes de Lumaxart . Ojala lo disfruten tanto como lo hice yo:

Fuente: Lumaxart en Flickr

Para quién sirven las empresas?
La mayoría de los gerentes americanos asegurará que el único propósito de la empresa es maximizar la riqueza de los Accionistas. “Los Clientes y los Empleados son importantes sólo en la medida en que contribuyen a este propósito”.

Sobre esa afirmación un gerente oriental diría: Los Empleados primero, los Clientes en segundo lugar y los Accionistas en tercer puesto. Si los salarios son parte del Objetivo, las empresas se convierten en maximizadoras del valor agregado mas que en maximizadoras del beneficio”.

Esa es la divergencia que existe entre dos estilos de Management, cada uno de ellos orientado a un mismo objetivo pero con caminos diferentes, el estilo occidental ha imperado durante décadas y es lo que hoy conocemos, el estilo oriental basado en la filosofía TQM está orientada a obtener beneficios pero pensando en los seres humanos.

Fuente: Lumaxart en Flickr

Algunas de las principales falencias del estilo occidental basan su origen en la incoherencia, ella no es extraña a las formas directivas clásicas. La hiperactividad genera contradicciones; la actitud caprichosa, aparentemente creativa, de ciertos estilos de management degenera fácilmente en incoherencia.

Bien, mezclemos las teorías un tanto académicas Drucker con el realismo de Mintzberg y lo que nos dicen los periódicos y la realidad de los hechos y tendremos el estilo de management que hoy impera en América, que se ha insertado en los países de la Europa desarrollada y que configura el panorama empresarial de nuestros días en el occidente desarrollado.

Para completar la imagen habría que añadir el estilo personal del manager clásico. Su estilo ético y sus formas. En este aspecto, y con los consiguientes matices, se puede decir que estamos ante el estilo “duro”:

Extraordinariamente exigente con los demás y a veces incluso consigo mismo, tramposo, rudo, absorbente y soberbio; tiene una especial afición a cobrar muy pronto y a pagar lo más tarde posible, trabaja con un grupo reducido de colaboradores “fieles” y está prejuiciado de acuerdo a como las personas pueden serle útiles para cumplir sus propósitos, casos contrario las minimiza. Concibe el liderazgo en términos estrictos de “lucha por el poder” y es un fiel seguidor de Maquiavelo.

Fuente: Lumaxart en Flickr

El nuevo estilo

La era de la utilización del hombre como herramienta productiva ha pasado a la historia. La participación es un sistema más complejo que el autoritarismo pero hay pocas compañías que puedan ignorarlo.Ricardo Semler, empresario.

Ese nuevo estilo rompe radicalmente con dos pilares básicos del management clásico:

  • El primero de ellos es el poder.

    El liderazgo clásico está basado en el ejercicio del poder. “El Príncipe” de Maquiavelo es quizás el mejor manual de management clásico que se ha escrito. Muchos líderes empresariales y no empresariales clásicos de nuestros días utilizan métodos típicamente “maquiavélicos” se podría decir. Todos ellos suelen ser buenos acaparadores de poder, buenos conservadores del mismo. Las empresas, las sociedades enteras, han asumido, e incluso adorado, este estilo. Pero las personas hemos evolucionado mucho en los últimos decenios; seguramente más que en los cincuenta mil años anteriores. Hoy, la concentración de poder hace que las personas en las organizaciones se sientan infinitesimales y no sean capaces de nada salvo, apenas, obedecer órdenes. Esto no es suficiente en la moderna organización en donde es indispensable inspirar a las gentes para lograr su participación creativa en el proceso de suministrar bienes y servicios de la máxima calidad.

    Fuente: Lumaxart en Flickr

    Un liderazgo humanista

    Todos los expertos coinciden en que en estos últimos años las preocupaciones empresariales han cambiado radicalmente en esta dirección. Desde los años sesenta hasta comienzos de los ochenta el mundo occidental del management ha estado centrado en tres fundamentos: Estrategia, Estructura y Sistemas. Estrategia para conformar el futuro, Estructura para desplegar recursos de acuerdo con la estrategia, y modernos Sistemas de funcionamiento apoyados básicamente en los ordenadores.

    Desde los ochenta se ha desatado una revolución; ahora las empresas se ocupan de: ”el Propósito empresarial, los Procesos de trabajo y las Personas“. El Propósito es la antigua estrategia con la participación de todos; los Procesos son la nueva forma de organizar el trabajo, mucho más cooperativa; las Personas pasan a primer término.

  • El segundo pilar básico es la desconfianza. Desconfianza en que las personas sirven para algo mejor que para obedecer órdenes. En que, realmente, existen el sentido de la responsabilidad y la creatividad en todos y cada uno de nosotros.

    Fuente: Lumaxart en Flickr

    Desconfianza de las personas.

    La función de control es importante, su ausencia es el caos; pero no un control para castigar la menor deviación de las órdenes. Este tipo de control no tiene otro objeto más que crear un clima de miedo a través de la manifestación palpable de la desconfianza.

    En una empresa alguien comentaba con un compañero acerca de las medidas que estaba adoptando un ejecutivo anglosajón con motivo de una OPA sobre una compañía americana. “Me parece que este hombre se está equivocando”, decía el compañero a su par; “Si, pero ha conseguido atemorizarnos a todos, que era su objetivo.” contestó el colega.

Fuente: Leido en la Comunidad de Pensamiento Imaginactivo, fuente original en el Blog de Manolo Sangoquiza. Las excelentes imágenes son de Luxamart.

¿Querés compartir y contribuir a difundir este artículo entre otros?

Meméame Facebook TwitThis delicious StumbleUpon Bitacoras.com Fresqui Enchilame Wikio ES Google Technorati Envía esta historia a un amigo!
Digg reddit Spurl Magnolia Live Autobombeame Yahoo! MyWeb Blinklist Simpy Blogmarks Netvouz Startaid
Furl Shadows Smarking RawSugar Rojo Netscape Newsvine Mister Wong LinkArena

Boton para agregar esto a favoritos socialesAgregar este boton de agregadores

Soy autopista

Estándar

Me encantan las intervenciones sobre el espacio urbano. Los fashmobs, las performances colectivas, el arte puesto de manifiesto en las calles, todas actividades orientadas a descuadrar la lógica del (a veces) ilógico acontecer urbano. En este caso, se trata de rupturar, si vale el vocablo, el paisaje de la modernidad chilena de principios de siglo: las autopistas concesionadas de Santiago.

Los mensajes tienen un refrescante espíritu hackerista que rescato como evanescente atenuador del recato de una sociedad tan abrumada de sumisión, desigualdad y tristeza, como creo que es la sociedad chilena. Nunca está de más performatear el espacio urbano tan contaminado de asidia e incomunicación. Hoy le tocó a Santiago. La intervención fue realizada por el grupo Grifo para el libro TAG
Sepan disfrutarlo:

Fuente: Blog de Marini – Cielo y Tierra