Los 8 pilares de la sostenibilidad

Estándar

Pilares de la sostenibilidad
Muchas veces quedo contrariado frente a la realidad que nos toca vivir. La evolución tecnológica y el progreso de los últimos (digamos) 70 años han sido de tal magnitud y trascendencia, que no puedo entender cómo aun no hemos logrado resolver muchos de los problemas que avergüenzan a la civilización, en particular, el flagelo de la pobreza y la monstruosa degradación medioambiental que estamos produciendo.

Estoy convencido de que existen soluciones políticas, tecnológicas y sociales a las muchas crisis que se nos presentan en esta época como consecuencia del manejo infantil de los recursos disponibles que aprovechamos los seres humanos. Sin embargo, nuestras clases dirigentes, lejos de actuar como verdaderos líderes, a la altura de las circunstancias, no hacen más que empeorar la situación.

El otro día leía en el número de Junio del 2009 de la Revista Scientific American que el Banco Mundial, que se supone promueve el desarrollo ambientalmente sostenible y alienta acciones para evitar el incremento de las emisiones de CO2 para mitigar los efectos del cambio climático, estaba prestando cuantiosas sumas de dinero para financiar proyectos altamente contaminantes que generarían más de 25.7 millones de toneladas de emisiones al año. Un comentario de similares características fue publicado en The Economist de la semana pasada (Junio 27 – Julio 3) (ver aquí) ¡¡Qué incoherencia!!

Es necesario actuar urgentemente para evitar seguir degradando o al menos disminuir la tasa de destrucción de nuestro medio ambiente natural. El planeta está contaminado y es la acción de nosotros, los seres humanos, la causante de tal daño. Nuestras acciones inconcientes son las que contaminan. Propongo por ello un conjunto de tópicos a partir de los cuales gobiernos y empresas deberían considerar como brújula que guíe la formulación de cualquier política, inversión o implementación que involucre algún tipo de presión antrópica sobre el medio ambiente:

1. Prohibición de las guerras. Nada se puede producir que no pueda, aunque sea en parte, ser reciclado. Esto incluye particularmente a las armas cuyo único objetivo es la producción masiva de la amenaza, la muerte y la destrucción, y cuya fabricación y uso debe ser suspendida. La guerra, que es el negocio de pocos, no sólo lesiona la condición humana sino que también contribuye a fomentar el suicidio ecológico de la civilización. Es necesario producir un desarme mundial y limitar al máximo la (inútil) producción armamentística.

2. Maximizar la eficiencia y la conservación = simplicidad voluntaria. Debemos preservar al máximo los recursos disponibles, en particular, los no renovables. El capitalismo elefantiásico ha dado lugar a formas insostenibles de consumo y al despilfarro industrial a niveles sin precedente en la historia de la civilización. La producción material debería operar sobre las bases de la eficiencia productiva y no de la demanda de consumo. Hemos llegado a una instancia en que debemos buscar como sociedad global la forma de maximizar las satisfacciones humanas por medio de un modelo óptimo de consumo y no maximizar el consumo por medio de un modelo óptimo de producción.

3. Superar el uso de combustibles fósiles. Nuestra adicción a las tecnologías sucias, basadas de fuentes no renovables nos ha llevado a una dependencia degradante y al borde del colapso económico, social y ecológico.

4. Convertirse a las energías renovables. Existen numerosas fuentes de energía renovable: solar, eólica, mareomotriz, geotérmica, térmica oceánica, de las olas, corrientes, biocombustibles, etc. Cada una tiene sus imperfecciones y cada una funciona según el caso y la situación geográfica y climática. Si se lo piensa detenidamente, la sustitución por renovables podría ser una enorme fuente de generación de empleo. Por otro lado, debería estudiarse el potencial que tendría la proliferación de sistemas de generación energética descentralizados, es decir, basados en las micro-producción hogareña o la lógica de redes.

5. Promover la agricultura orgánica comunitaria, urbana y hogareña. La industria de la cría intensiva de ganado, los campos que utilizan cultivos genéticamente modificados y pesticidas, herbicidas y fertilizantes químicos puede ser un excelente negocio, pero también dar lugar a la insostenibilidad ambiental. De manera diversa, a escala comunitaria y hogareña, la agricultura orgánica basada en el control biológico de pestes, puede ser una de las claves para un futuro sostenible con la debida seguridad alimentaria.

6. La transformación de las empresas y organizaciones. La empresa tal y como la concebimos hoy, ha sido la institución axial del capitalismo. Ha sido la más poderosa y, a la vez, destructiva institución del pasado reciente. Fue a través de ellas que tuvo lugar el desarrollo de la modernidad; pero fue también a través de ella que la alienación del ser humano emergió. Hacer realidad las altisonantes declaraciones de los informes de responsabilidad social corporativa que publican las empresas de hoy supone, ciertamente, producir una verdadera transformación al interior de ellas. Las empresas del futuro deberán operar bajo el imperativo de múltiples propósitos y no sólo atender la ilimitada acumulación de ganancias en detrimento de los seres humanos (que en ellas trabajan) y el medio ambiente (que transforman).

7. Asegurar una democracia social participativa. En la medida en que las decisiones sigan siendo tomadas por un puñado de actores, los intereéses económicos y políticos seguirán siendo permeables a las prácticas lobbistas alejadas del interés social. Es así como el poder del dinero se impone a los imperativos de la democracia, la justicia social y ambiental. Si no se asegura a todos los seres humanos un conjunto mínimo de garantías que fundamentan la vida misma en sociedad, me refiero al derecho a la alimentación, la vivienda, la vestimenta, la atención de la salud, la educación; la democracia y la libertad son meras ilusiones. En necesario universalizar un conjunto mínimo de derechos sociales.

8. Potenciar el rol de la Mujer y promover el (auto)control de la natalidad. La mujer en su rol de madre representa el hogar, la casa. Ella misma se transforma en un hogar durante 9 meses. No es casualidad que la metáfora de la “Madre Tierra” esté impreso en los mitos de muchísimas culturas. El servicio como actividad vital mora en la raiz lo femenino. La crianza de un niño supone la entrega placentera a servir, cuidar, asistir, desarrollar, asegurar, enseñar, ayudar, embellecer, facilitar, educar, alimentar, conducir, aconsejar, etc. Estoy convencido de que es a través del respeto y consideración a la mujer que se podrá sanear el planeta. Ello debería traducirse en un mayor empoderamiento de ellas respecto de la toma de todas las decisiones, en particular de aquellas que afectan al planeta.

Fuente: Fotos Pfala, Beatriz229.

5 comentarios en “Los 8 pilares de la sostenibilidad

  1. ramon

    Transparencia, control democrático, economía social de mercado y no capitalismos de amiguetes, que es un mercantilismo. Hace falta mucha cirugía fina con una buena brújula, necesitaremos de una generación para limpiar el sistema.

  2. zoenoyola

    Andrés, gracias por todos lo que escribes, ideas hermosas , creo que se pudiera crear algo más aterrizado en la vida real, con la gente que sigo en twitter(tú entre ellos) puedo percibir un cambio en la mente, por donde empezar? a quién exigir? como dirigir ésta energía de cambio, urgen actitudes hacía una nueva era……..

  3. Ramón, Zoe, muchas gracias por vuestros comentarios. Coincido con lo que tu dices Ramón, todavía falta mucho, muchísimo. Zoe, ojala esa cambio de mente al que haces referencia se cristalice. Siempre bienvenidos, les mando un abrazo a ambos
    Andres

  4. Mike,”People’s willingness to accept Mr Zimmerman;s version of events”? The MSM has for months not properly reported the facts in this case. Not only not reported,but blatantly published falsehoods making GZ look guilty.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s