La falacia pre-trans

Estándar

Quien suele leer este blog sabe que la espina dorsal de sus contenidos procura indagar acerca de la posibilidad de que se geste un nuevo paradigma que integre en un todo coherente las ciencias, el arte y la espiritualidad. Estoy convencido de que el potencial evolutivo de la civilización depende, en gran medida, de la emergencia de epistemologías convergentes que integren, aunque sea como generalizaciones orientadoras, estos tres aspectos fundamentales del desarrollo bio-psico-socio-cultural. Ciertamente, ninguna cultura anterior padeció nuestras enfermedades sociopáticas, pero tampoco ninguna conoció nuestras maravillas, aquellas que por ejemplo, a través de este medio hacen posible que pueda comunicarme con vos y vos conmigo. La resolución de esta paradoja recae en la integración de saberes que hasta hoy perviven en las trincheras de un enfrentamiento esteril basado en la parcialidad y la ignorancia en orden a lo relativo.

Hace unos cuantos años mis prejuicios influenciados por una profesión altamente positivista como lo es (o lo era) la física, estaban cargados de incredulidad que se adornaba de objetividad cientificista. Por ese entonces no prácticaba la meditación, no tenía (ni buscaba) un amigo o guía espiritual que me instruyera y, claro está, no había tenido ninguna experiencia “psico-mística” que me haya permitido trascender las limitadas fronteras del egotismo. Descreía de todo misticismo, todo lo new age me parecía un vil negocio que consistía en robarle a los crédulos incautos y atacaba toda manifestación de lo que consideraba desde mi dogma cientificista como cosas de naturaleza pseudocientífica.

Con todo, muchas veces pensaba correctamente ya que, viéndolo a la distancia, el sólo hecho de tener cierta apertura hacia lo espiritual no implica que apruebe las prácticas de muchos ChantapuGurus cuyo objetivo es sólo ganar dinero a costa de los demás. El supermercado de la new age está plagado de falsedades, estafas y de materialismo espiritual. Lamentablemente, en este mundo tan diverso muchas veces se hace difícil discriminar entre lo verdadero y la chantada de la new age tan imbuída de “narcinismo“. Eludiendo esta movida, muchos ChantapuGurus se profesionalizaron y es que hoy venden certificaciones de vaya saber uno qué saberes exóticos a precios de oro, alimentando más aun el materialismo alrededor de un tema que tendría que contravenir la propia naturaleza del dinero.

Este tipo de contextos no hace más que polarizar a muchas personas inteligentes obligándolas a tomar partido en aceptación parcial y silenciosa o, por el contrario, taxativamente en contra del enorme potencial que para la civilización tiene el desarrollo espiritual de la gente. Lamentablemente quienes atacan a ultranza y descreen totalmente de esto, como me sucedía antaño a mi, hacen también mucho daño puesto que actúan como tapones evolutivos inhibidores del florecimiento potencial desistemas de valores intrínsecos” que emergen del ser desegotizado. Por lo que fue mi experiencia personal, no hay nadie más dogmático que un cientificista egocéntrico que se niega a ver las posibilidades del trabajo interior y las prácticas basadas en las psico-tecnologías de la atención como la meditación, la respiración holotropica, el yoga, el tai-chi y tantísimas otras.

Premeditadamente o no, el cristianismo en tanto monopolio de lo espiritual, por desgracia, nunca fue capaz de promover tecnologías espirituales entre sus seguidores a pesar de que muchas subramas no oficiales como la de los cristianos esotéricos o los gnósticos alentaban tales prácticas. Así, el cristianismo, como principal exponente occidental de lo espiritual fracasó en un mundo laico que encontró a la ciencia, y en particular a la psiquiatría y la psicología, como los nuevos Dioses al que rendirles adoración.

Es en este contexto, como Ken Wilber lo advierte, que se cometió un error fundamental en el desarrollo de la psiquiatría y psicología de Occidente: suponer que los estados no-racionales de la conciencia, a los que Wilber divide en pre-racionales y trans-racionales, han sido confundidos y por lo tanto muy mal interpretados o, directamente, descartados como posibilidad de desarrollo por considerarlos regresivos.

El error más común en el que han caído los adalides del cientificismo ha sido el de confundir los estados trans-racionales, de auténtica realización espiritual, con estados regresivos pre-racionales que suelen tener naturaleza patológica. Para analizar esto Ken Wilber toma como ejemplo a dos clásicos de la psicología: Sigmund Freud y Carl Gustav Jung a los que acusa de haber caído en lo que Wilber llama la falacia pre/trans. Freud consideró que, las realizaciones y logros de los grandes místicos eran en realidad regresiones a un estadio oceánico pre-racional, generando así un reduccionismo y un “descartamiento” de los niveles superiores del desarrollo de la conciencia a los niveles inferiores de esta. A su vez, Wilber afirma que Jung, inversamente cayo en el error de dar lugar al elevacionismo de los niveles míticos y pre-racionales, a los niveles realmente superiores del desarrollo de la conciencia. De allí que Ken Wilber propone un modelo psicológico donde existen tres niveles básicos con sus subniveles complementarios: (i) el nivel pre-racional / pre-personal / pre-convencional (propio de la “new age”); (ii) racional / personal / convencional (positivismo lógico cientificista); y el trans-racional / trans-personal / pos-convencional (visión integral).

Con esta diferenciación de lo no-racional en pre-racional y trans-racional, podemos reconocer la existencia de niveles de conciencia que por no ser racionales, quedaban indiferenciados, “aplastados“, en el terreno de lo irracional, o pre-racional. Así, las posiciones cientificistas interpretan erróneamente como patológico o subdesarrollado, lo que puede ser un auténtico estado superior en el desarrollo de la conciencia y los adalides de la new age ensalzan y elevan, estados francamente regresivos (pre-racionales), a estados supuestamente profundos o muy desarrollados.

Como dice Wilber, así como los estados pre-racionales, son estados que no deben ser glorificados, los estados místicos que existen realmente pero más allá y no debajo de la racionalidad, no deben ser reducidos. Para Wilber, el espíritu es, evidentemente, no racional; pero es trans, no pre. Transciende e incluye la razón, no la excluye. La racionalidad, como cualquier estadio concreto de la evolución, tiene sus propias limitaciones y distorsiones. Estas no se resuelven regresando al nivel previo en el que el problema puede ser simplemente ignorado.

Los estados tras-racionales han sido ampliamente documentados a lo largo de la historia de las grandes tradiciones contemplativas y en los últimos años, gracias a la abundante evidencia que nos proporcionan los estudios culturales comparados así como las ciencias cognitivas y neurociencias, han podido ser reconocidos en su verdadero valor. En cualquiera de los casos, se trata de una verdad que puede ser verificada experimental y vivencialmente por cualquiera que lleve a cabo el experimento adecuado mediante el uso de alguna psico-tecnología atencional o el despertar del conocimiento intuitivo. Y, tras unos seis mil años de experimentación, es perfectamente lícito extraer ciertas conclusiones y postular determinadas verdades espirituales que constituyen el mismo núcleo de las tradiciones de la Sabiduría Perenne.

Sin embargo, hasta que no se lleve a cabo el experimento a conciencia y con seriedad, no se sabrá lo que ocurre y, por consiguiente, no se estará autorizado para opinar, algo que aquellos con creencias positivistas no estarán dispuestos a admitir. Creo ciertamente que la evolución humana y el salto civilizatorio que debemos dar, depende muy fuertemente de la comprensión por parte de los que representan formalmente a la ciencia, de la diferencia entre lo pre y lo trans-racional y de la voluntad que estos tengan de abrirse a la experintepretación de lo trans-racional.

Fuente: La falacia pre-trans

About these ads

12 comentarios en “La falacia pre-trans

  1. Paralelamente escuchando ayer al sr.Punset, donde nos relataba con su empatia y pedagogia los avances neurocientificos, nos indicaba que en los proximas decadas, si se aplican estos avances se deberian de modificar parte de los estudios. Pero cuando hablas con profesores de la interdisciplinariedad que nos indica Edgar Morin,para superar la barreras entre la ciencias….no dan su brazo a torcer. No digo que no se deba de dar fisica,quimica o matematicas, solo que se deberia dar tambien psicologia, economía, sociología, medicina,etc.porque también se encontraran con estos temas en la vida….

  2. Estimad@s,
    Muchas gracias por sus comentarios. Ciertamente me parece que este es un tema clave para que los intentos serios de promover la espiritualidad no caigan en la misma bolsa que la chatada new age y a su vez, el espectro de la tercera cultura tan científica y racional no se olvide de la presencia necesaria del tema. Digo clave porque estoy convencido que de todo esto va la justicia social, el desarrollo genuino y hasta la supervivencia de la civilización. Un gran abrazo a todos
    Andres

  3. Escencial este post Andrés.
    Respecto a las instituciones como la Iglesia, no olvides que Cristo aún consciente que Pedro , lo iba a NEGAR tres veces antes que amaneciera fue su el elegido para dirigir la iglesia. Sabía sobre nuestra naturaleza y no creo que esperara mucho de las instituciones en el recorrido del camino espiritual.
    Me imagino un foro donde tantos podrían aportar en estos temas.
    A propósito de las New Age ya decía Charly “cuando llegan las nuevas olas yo ya soy parte del mar”
    Si no nos cruzamos antes te deseo felicidades.
    Adriana

  4. MERCEDES

    VERY INTERESTING A LOT FOR ME TO LEARN AND UNDERSTAND. FOR ME THE SPIRITUALITY IS SIMPLY PART OF WHAT I AM, IN UNION WITH THE DIVINE.
    ALWAYS OPEN TO RECEIVE AND SEND POSITIVE VIBRATIONS. I AGREE TOTALLY WITH YOU WHEN YOU SAY:

    porque estoy convencido que de todo esto va la justicia social, el desarrollo genuino y hasta la supervivencia de la civilización

    THANK YOU VERY MUCH, I HOPE YOU DON’T MIND ME COMMENTING IN ENGLISH
    ITS EASIER FOR ME. PLEASE LET ME KNOW IF ITS OK WITH YOU.
    REGARDS
    MERCEDES

  5. Leonardo

    Hola Andres
    Buena sintesis-comentarios.
    La falacia pre/trans vista en lo social y personal es una voz que nos invita a evaluar-revisar de forma profunda nuestro actuar y la co-creación.
    Gracias por su trabajo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s