Psico-software, neurofeedback y dispositivos tecno-mentales

Estándar

Através del Blog PsicoSystem me vengo a enterar de la existencia de varios programas cuya finalidad es estimular y entrenar a la mente. Tan “estimulado” me sentí al tomar nota de esto que fui en busca de más herramientas de este tipo y es que quiero compartir con uds. lo que encontré.

BrainLED AlfaWave es un programa que induce la producción de cualquier tipo de ondas cerebrales mediante luces y sonidos, para obtener estados de relajación, meditación y bienestar. Se puede descargar aquí gratuitamente. Según se indica el programa produce ondas de frecuencias situadas entre 0 y 30 Hz, reproduce ficheros musicales con formato mp3, wav, ogg, mid y CD, permite la definición visual de las sesiones.

Otro programa de la misma empresa es el BrainLED DiscoVR. Se trata de un programa de realidad virtual musical en el que se puede oir y “ver” la música. Para su funcionamiento completo, el programa requiere la utilización de las gafas mentales BrainLED (que la empresa vende) las cuales se conectan al puerto paralelo del ordenador. Estas gafas incorporan 4 LEDS para cada ojo que son manejados por el programa, que se encarga de apagarlos y encenderlos en función de la música que está sonando, de forma totalmente sincronizada, por lo que juntamente con los auriculares para audición normal componen el sistema completo de realidad virtual musical BrainLED DiscoVR. Por lo que parece y desde mi desconocimiento, el sistema y las gafas son un poco rudimentarios.

Buscando encontré también el programa BrainWave Altered States – 7 Mind Altering Binaural Programs 1.4 que por lo visto consiste en un programa de audio que, através de diversos sonidos y pulsos rítmicos, lleva a la mente a distintos estados de conciencia. Usando una combinación de frecuencias específicas conduce a la conciencia al estado deseado. Se incluyen programas de meditación que activan diversos Chakras, que producen una conciencia eufórica, sueños lúcidos, estados de tranquilidad mental, inspiradores de la creatividad o que dan la sensación de flotar.

Más allá de los dispositivos y programas que inducen a estados de conciencia a través del sonido y la imagen se puede citar a la empresa Emotiv que como ven vende por la módica suma de 299 dólares un casquete inalámbrico EPOC que lee e interpreta los impulsos provenientes del cerebro con el fin de inducir lo que se denomina como neurofeedback. Según se comenta en el sitio, este dispositivo conectado a diversas aplicaciones permite promover procesos creativos, mediante la transformación de nuestros pensamientos en colores, sonidos y, más aún, música, aplicarse a personas que padezcan algún tipo de desfuncionalidad mental o motriz, por ejemplo, para activar mentalmente un teclado virtual, jugar e interactuar en mundos virtuales. Me atrevo a pronosticar que el futuro de los videojuegos evolucionará al punto de llegar a utilizar este tipo de dispositivos, si es que ello no esta sucediendo ya.

El neurofeedback, neuro-retroalimentación o CEEG-Biofeedback (Biorretroalimentación por Electroencefalografía Computada) es una técnica en la cual se entrena al cerebro para ayudarlo a mejorar su propio funcionamiento y el del resto del organismos. Estimulando al cerebro, así como estimulamos nuestro cuerpo mediante el ejercicio físico, podemos ayudarlo a que tenga un funcionamiento más eficiente. Sabemos también que ejercitando el cerebro ejercitamos nuestra mente. Claro está que estamos acostumbrados a ejercitar nuestro cuerpo pero no nuestro cerebro, lo que supone un cambio cultural hoy en ciernes. El tratamiento mediante neuro-feedback utiliza tecnologías multimedia como la de EMOTIV con el fin de monitorizar los patrones individuales de actividad cerebral asociados a los distintos estados de conciencia. El principio detrás de todo esto es motivar la autorregulación la actividad neurofisiológica, aumentando la producción y amplitud de sus ondas cerebrales y posibilitando la coherencia interhemisférica. Hoy en día el neuro-feedback es utilizado en patologías vinculadas al deterioro o déficit cognitivo (atención, concentración y memoria), la ansiedad y depresión, los trastornos del sueño, las adicciones, los estados de demencia de grado leve y estados de impulsividad.

Neurosky es otra empresa que desarrolla este tipo de dispositivos y comercializa herramientas que van desde simples juegos a otro tipo de aplicaciones.

La empresa se ha asociado con Mattel para producer juegos cuyo funcionamiento se basen en el uso de la cognición para inducir movimientos de piezas y fichas. Recientemente ambas empresas desarrollaron el juego Mindflex. Para los que somos argentinos es como la bola loca del loco Gatti (la figura es lo más parecido que encontré).
En este caso, no se sopla por lo que la probabilidad de que quedes visco baja considerablemente. Es a través de la propia mente que se controla la velocidad de un ventilador y su dirección. El juego consiste de introducir, gracias a la acción de la mente, una pelotita a través de distintos lugares que poseen un grado de complicación crecientes. Debe ser interesante jugar este juego, sin embargo, una vez alcanzado el objetivo de cumplir con todas sus etapas es probable que se vuelva tedioso volver a jugarlo.

Para terminar este post, me gustaría realizar un breve comentario sobre una investigación que científicos de de la Universidad Miguel Hernández (UMH) están realizando y para la cual crearon un sistema interactivo que permite a un usuario utilizar un ordenador y navegar por Internet a través únicamente de las señales cerebrales. El dispositivo que permite lograr la interactividad entre el usuario y el ordenador, consiste en un gorro que incorpora hasta más de medio centenar de electrodos que captan la actividad cerebral. A través de amplificadores, el computador procesa las señales registradas y, con los algoritmos desarrollados por los investigadores, determina qué intenciones tiene la persona, permitiendo hacer búsquedas en Internet, mover el mouse, corregir movimientos, escribir un documento, abrir una carpeta o crear un archivo, etc. Según se cuenta en el artículo publicado en el Diario ABC, el objetivo del proyecto es ayudar a los discapacitados para que éstos puedan interactuar con un ordenador.

La interfaz, que usa señales electroencefalográficas (EEG), permite detectar cuál es la intención de la persona mediante potenciales evocados, que corresponden a señales EEG que reflejan una respuesta automática del cerebro a un estímulo visual externo.

Todas estas tecnologías son intentos y pruebas de lo que a mi parecer será una tendencia fuerte que se viene. Estoy convencido de que a medida que avancemos más y más en las neurociencias irán apareciendo nuevos dispositivos, cada vez más refinados, que nos permitirán utilizar el potencial de la mente para que se entrene a sí misma, inducir estados de conciencia, así como para manipular objetos tanto en el mundo real como virtual. Imaginémonos cuando cada uno de nosotros, dotado de un aparato como los de Emotiv o Neurosky, conectado a Internet, podamos aprender a interactuar (es decir comunicarnos de alguna forma) con los demás. Las posibilidades que se abren son increibles. El futuro, que es mañana, se nos presenta fascinante… Espero seamos testigos de la masificación de este tipo de herramientas.