Comprar, Tirar, Comprar: La Obsolescencia Programada

Estándar

¿Cuántas veces has pensado que los móviles cada vez duran menos? ¿No te planteás cómo es posible que la batería de tu cámara de fotos se haya estropeado y no exista manera humana de encontrar otra en el mercado, si sólo hace un año que la compraste? Alguien se está forrando de guita a nuestra costa y Cosima Dannoritzer te lo cuenta todo en el documental que dirigió: ‘Comprar, tirar, comprar’, que te muestro a continuación.

Chips que se instalan en productos electrónicos para limitar su uso, baterías programadas para una duración límite de un año, medias que se estropean a los cinco lavados… ¿No te planteaste por qué las cosas ya no se hacen como antes? El problema es que existe una práctica empresarial conocida como obsolescencia programada, que consiste en la reducción deliberada de la vida útil de los productos para incrementar su consumo. En el documental ‘Comprar, tirar, comprar’ que les dejo a continuación se hace un recorrido por la historia de la muerte programada de los bienes de consumo, impulsada por las empresas para incentivar las compras.

La práctica de la obsolescencia programada comenzó a realizarse en los años veinte cuando las principales fábricas de bombillas pactaron en secreto que la vida útil de sus productos debería reducirse de 2.500 a 1.000 horas para multiplicar sus ventas. Según lo afirma Cosima Dannoritzer, directora del documental: “esta práctica empresarial se ha convertido en la base de la economía moderna, a pesar de las terribles consecuencias medioambientales de un sistema que genera toneladas de residuos inútilmente“.

A continuación los dejo con el documental, cuya duración es de aproximadamente 52 minutos. Espero les agrade


Comprar, Tirar, Compra de Cosima Dannoritzer

Link Directo a la Fuente: TVE2 y en YouTube

About these ads

13 comentarios en “Comprar, Tirar, Comprar: La Obsolescencia Programada

  1. Anónimo

    He visto el documental el domingo lo echaron en TVE 2, y ahora me explico un montón de averías de productos que no tienen sentido.

    Es buenísimo y sería bueno que todos intentaramos parar esta obsolencia programada

  2. Next time I read a blog, I hope that it does not disappoint me just as much as this one. I mean, I know it was my choice to read through, however I actually thought you would probably have something helpful to say. All I hear is a bunch of crying about something that you can fix if you weren’t too busy searching for attention.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s