El modelo de la Dinámica Espiral

Estándar

Estoy convencido de que el principal y más profundo desafío que se plantea hoy en el mundo, consiste en comprender cómo lidiar y gestionar la diversidad y complejidad cultural en la que estamos inmersos. Es más o menos evidente que todos tenemos la tendencia a interpretar la mirada y las acciones del otro desde nuestra perspectiva y, salvo la aristocrática aproximación antropológica que nos pone, como observadores, por encima de otros, no nos tomamos el trabajo de concebir a la realidad desde la (otra) mirada del otro.

Un interesante esquema superador de ese perspectivismo limitante o del otro extremo: el multiperspectivismo desintegrador posmoderno, es el modelo denominado como la Dinámica Espiral. Se trata de un modelo transdisciplinario que busca, aunque sea como mapa aproximativo, identificar patrones emergentes de creencias, paradigmas, sistemas de valores, visiones de mundo y hasta formas de gestión en un intento por integrar diferentes abordajes psico-socio-culturales en un marco conceptual común y a la vez coherente. Inicialmente concebido por Clare W. Graves y luego sistematizado por Christopher Cowan y Don Beck, el modelo de la dinámica espiral ha emergido como una nueva herramienta para comprender la complejidad de la conducta humana en interacción, de los sistemas de valores imperantes y de la evolución de la cultura, a traves del análisis de los diferentes sistemas de valores, modelos mentales o “visiones de mundo” (zeitgeist) asociadas a cada uno de ellos.

La teoría describe y da sentido a la enorme complejidad de la existencia humana y muestra como crear soluciones precisas para los problemas sistémicos que congregan a las personas. Explorando y describiendo las inteligencias centrales y los valores profundos que fluyen debajo de lo que creemos y hacemos, el modelo ofrece una profundidad incisiva, una perspectiva dinámica de la evolución cultural que nos permite entender cómo piensa la gente (en lugar de “qué” piensa); por qué se toman decisiones de maneras diferentes; por qué las personas responden a motivadores y satisfactores diferentes; por qué y cómo surgen y se expanden los sistemas de valores y memes culturales.

El modelo de la Dinámica espiral es empleado en una enorme variedad de proyectos de desarrollo de consultoría y coaching. Ha sido usado para promover la resolución de conflictos en grupos de personas en grandes corporaciones, dentro de comunidades locales, e incluso entre culturas distintivas en ciudades, estados y países enteros. A medida que el mundo se mueve hacia un mayor pluralismo cultural y todos debemos aprender a lidiar con la diversidad en todos los aspectos, la Dinámica espiral nos brinda un sistema de comprensión útil y coherente ya que analiza las diferentes formas de pensar de las personas considerando su amplia diversidad de ideas y modos de existir, identificando patrones comunes en un modelo multiestratificado de niveles que recorre el proceso histórico de la humanidad, desde sus inicios hasta la actualidad.

Así, resulta una representación del flujo emergente del pensamiento humano expresado a través de visiones de mundo, niveles (modalidades) de existencia y sistemas de valores implicados en cada una de ellas. De esta forma es posible describir cómo estas “visiones de mundo” emergen y fluyen a través de individuos y grupos, describiendo los distintos sistemas bio-psico-socio-culturales desplegados como un proceso continuo en forma de espiral expansiva.

Hecha esta introducción a continuación los dejo con una presentación detallada del modelo que suelo utilizar en los talleres y cursos que he realizado sobre el tema. Si se toman la paciencia de leerla en detalle creo que visionarán el potencial descriptivo que posee el modelo y toda su riqueza:

Obviamente el modelo y, en especial, su aplicación a contextos institucionales va mucho más allá de su mera descripción. En la TransConsultora MUSCUI hemos aplicado el modelo de la dinámica espiral basándonos en un conjunto de herramientas de diagnóstico con que disponemos y que se basan en un refinado sistema de encuestas que realizamos y que nos han permitido delinear mapas culturales organizacionales tanto en empresas, instituciones o colectivos de toda índole, a partir de los cuales hemos podido diseñar estrategias de intervención hechas a medida con el fin de promover la evolución y transformación de las mismas en dirección a un mayor nivel de integración, cohesión, productividad y felicidad de quienes las conforman. Quedará para otra instancia seguir explicando las notables sutilezas que posee este interesante modelo.